viernes, 31 de julio de 2009

Tómalo, es gratis


El pensamiento común, popular y cultural general, aquí y en otros lados es “Si es gratis, es bueno”. Luego recuerdo un razonamiento que hace Umberto Eco, donde decía que si lo que hacen las multitudes es bueno, entonces deberíamos comer mierda, pues ninguna mosca se queja de ella. Algo así pasa con lo gratis, si te regalaran a beber veneno ¿deberías aceptarlo? Probablemente no, pero es gratis…


Pero no tiene importancia mi razonamiento, todo eso es sólo para decir que muchas veces YO rechazo lo que es gratis. ¿Por qué? Por que no tengo necesidad, ni ganas de eso en ese momento. Por ejemplo en COSTCO, casi toda la gente va y se come las donitas ¿por qué? por que son gratis. Muchas veces ni tienen hambre, pero se las comen por que son gratis…


Total, que mi principal razón para rechazar las cosas gratis es que no me gusta caer víctima del mercandishit (juego de palabras de merchandising y shit), y comprar productos o recibir promociones de cosas que no necesito, como panecitos o refrescos, que nunca me han gustado, como cuando venden 2 squirts de 2L cada uno en $8 ¿yo para qué los quiero? sino me gustan.


Y eso fue lo que me pasó hoy, iba yo caminando por la calle y escucho en una tienda a un ruido excesivamente molesto (me caga la contaminación auditiva) anuncios “inteligentes” acerca de la famosa coca Zero (me caga la contaminación mental), pero no me importó, al fin y al cabo no duró ni unos minutos. Pero unos 50 m más adelante en una tienda estaba una chava regalando muestras de coca Zero. Un señor iba delante de mí y tomo la suya con gusto, cuando la chava me dijo a mí, ni siquiera la miré a la cara y sólo dije que no, gracias. Unos pasos más adelante el señor volteó, me miró y me dijo: “Oye, son gratis” Y sólo atiné a contestarle: “naaa, son el diablo”.


Yo creo que coca cola no sólo cree que somos pendejos, sino que nos hace pendejos. Basta leer mi lista de “por que no creo en la coca cola Zero”:


1.- La coca cola Zero, es diferente a la coca cola light, al menos debe de serlo, pues tiene diferente nombre, pero si una no tiene azúcar (la Zero) y la otra es de dieta (light) no se suponen deberían ser la misma. ¿Para qué tener dos productos tan parecidos?


2.- El rumor de que la coca cola Zero tenía un endulzante que no pasó la prueba en U.S.A. Luego apareció el anuncio de Adal Ramones que lo comprobaba, donde andaba por las tiendas de U.S.A. preguntando si vendían coca cola Zero.


3.- La coca cola Zero ha sido la que más publicidad ha tenido. Tiene una cantidad sospechosamente grande de publicidad, si la coca cola es comercial, la Zero quiere llegar a ser una religión. A cada momento, en la televisión, en los espectaculares y ahora hasta en las calles nos promocionan la coca cola Zero.


4.- La DEFINITIVA es que, no importa lo que digan, LA COCA ZERO, NO SABE A COCA COLA. Incluso la coca cola light sabe mejor que la Zero. La publicidad insiste e insiste e insiste e insiste en que la Zero sabe como la normal. Eso se llama subliminal, te lo repiten tanto que se convierte en un dogma, hasta que terminas creyendo que es verdad. Pero sólo necesitas probarla para saber que la coca cola Zero, no sabe a coca cola.


Por eso, me valió madres que fuera gratis, que me lo confirmara el señor, incluso que tenía sed y hacía calor, no quise coca cola Zero por que ni me gusta su sabor ni su mercandishit. Mejor compré una botella de agua potable un poco después. No todo lo que es gratis vale la pena, eso incluye el 2 X 1, el 3 X 2.







Nota: Ya le agarre el gusto a la revista del consumidor. Es agradable saber que uno puede evitar los fraudes, aunque cueste más trabajo.

4 comentarios:

Pequeña Saltamontes dijo...

Tienes razón... muchas veces la gente compra o acepta cosas que no quiere ni necesita por la simple y sencilla razón de que las regalan o están en oferta.

Me acordé de un comercial de un fulano que llega a su casa con un mono todo feo y se le quedan viendo y dice "¿qué? era gratis" (o algo así).

Ahora con el julio no tan regalado, de repente me destrampé... y sí hice algunas comprillas de las que me arrepentí.

¡Es que era "Blade Runner"! ¡Y "Super size me"!

¿Y cuándo volveré a ver un desodorante de 40 pesos a 26 pesos? ¿Y el papel de baño a 12 pesos el paquete?

Jajaja... pero de vez en cuando hago buenas compras. Tengo mucha suerte para encontrar ropa bonita y barata, jeje.

Hola, soy Pequeña Saltamontes y tengo problemas con mi manera de comprar :P

(Y no me recomiendes que compre la revista del Consumidor... está algo cara y se sale de mi presupuesto).

Jaaaaaaaaaaaaa... u_u

Anonimo por adopción dijo...

Pequeña Saltamontes: Sí, medio recuerdo ese anuncio...

Precisamente esto viene por el julio regalado, la gota que derramó el vaso fue la coca cola zero.

Muchas veces he encontrado cosas en oferta, por ejemplo películas, a un precio "barato" y unos meses después los he visto en precio regular a menos de lo que yo las he comprado...

No te recomendé comprar la revista del consumidor. Dije que a mí me gustaba. Así que te recomiendo la leas, no necesariamente que la compres (para eso sirven los centros comerciales, puedes leer revistas gratis en ellos).

Deberíamos hacer un blog de tips para hacer buenas compras ¿no crees? He visto los consejos que das.

Saludos

Pequeña Saltamontes dijo...

No, no me recomendaste que comprara la Revista del Consumidor. Lo que yo dije fue que no me la recomendaras :P

Me ha pasado lo que a ti, que compro cosas "en oferta" y luego las encuentro rebajadas (me pasó con el 2x1 en lencería en la Comer).

Y luego en la Comer son bien tramposos. Lo que ahí está "en oferta" cuesta lo mismo a precio normal en otra tienda.

Del julio regalado he aprendido valiosas lecciones:

- Comprar al 3x2 y al 2x1 únicamente cosas que necesite y que realmente use, como papel de baño, aceite de cocina, artículos de aseo personal, artículos de papelería, etc.

- En compras al 2x1, si no quiero dos veces el mismo artículo, comprar dos de precios parecidos sí y sólo si los dos artículos me satisfacen al 100%.

- Buscar ofertas en otras tiendas. El 3x2 es casi equivalente a un 30% de descuento sobre el valor de un sólo producto y en otras tiendas te ofrecen el descuento sobre un sólo producto en lugar de un descuento total sobre los tres productos.

No creo ser una buena compradora. Me considero más bien una caza ofertas (y te digo, a veces hago buenas compras).

Lo de un blog sobre tips de compra no es mala idea... habría que ver si el tema da para mantenerlo.

suspiros dijo...

Pues a mí no me llamaraía la atención un blog de tips de compras, para eso tengo a mi hermana jaja (es en serio).